Los días 18 y 19 de diciembre de 2017, el Sindicato Polaco de Docentes y la Fundación para la Diversidad Social organizaron una conferencia en Varsovia bajo el título «Docentes para una educación de alta calidad de los estudiantes y alumnos que han vivido una experiencia migratoria». La conferencia supuso el final de un proyecto de 18 meses pensado para mejorar la educación de refugiados y migrantes en Polonia.

Algunos de sus objetivos eran:

  • mejorar los procedimientos relacionados con la asesoría psicológica y pedagógica de los diagnósticos de estudiantes y alumnos con experiencias migratorias;
  • presentar propuestas de actividades que preparen a los centros escolares para la llegada de alumnos y estudiantes con experiencias migratorias; su integración en el entorno escolar y la cooperación con sus familias;
  • familiarizar sobre el papel de los asistentes interculturales y las condiciones legales de su trabajo en las escuelas;
  • intercambiar experiencias entre representantes de escuelas y clínicas de Gdańsk y Varsovia;
  • debatir sobre los últimos cambios en la legislación y los primeros resultados tras su implantación.

Durante los dos días que duró la conferencia, los 50 participantes tuvieron la oportunidad de debatir sobre el papel de los gobiernos locales, con los ejemplos concretos de Varsovia y Gdańsk, a la hora de redactar políticas para incluir a los estudiantes y a sus familias en las comunidades sociales locales; las primeras experiencias de clases preparatorias y de bienvenida en Varsovia presentadas por expertos del Centro para la Innovación y Formación Socioeducativa de Varsovia; cómo reconocer a un niño con estrés postraumático; el papel de los asistentes interculturales y las normativas legales para integrar a asistentes y organizaciones no gubernamentales en los centros escolares y cómo establecer redes de colaboración con los padres de alumnos extranjeros en las escuelas.

Al final de la conferencia, los participantes decidieron continuar con el trabajo conjunto, que contará con el apoyo de representantes de autoridades locales de las dos ciudades implicadas en el proyecto.