La conferencia “Esperienze e proposte per l’apprendimento dell’Italiano L2 nelle classi multilingue e multiculturali” tuvo lugar en Castellammare del Golfo el 30 de mayo de 2018 y reunió a 80 participantes que discutieron sus experiencias y propuestas sobre cómo mejorar la educación para los recién llegados, especialmente en lo que se refiere a la enseñanza del italiano como segundo idioma en un contexto multilingüe y multicultural.

En especial se presentaron los resultados y productos (cursos de enseñanza de idiomas en línea) del proyecto “Una lingua per il lavoro”, desarrollado con apoyo económico del Fondo para el Asilo, la Migración y la Integración 2014-2020 (AMIF, por sus siglas en inglés). A través de este proyecto el Centro de Adultos de Trapani unió su empeño a agentes locales (Istituto Comprensivo S. Bagolino y dos asociaciones), quienes desarrollaron cursos de enseñanza de idiomas especializados y vinculados a módulos introductorios de formación profesional. Estos enlazan con las actividades que ya fueron iniciadas en 2016-17 con el apoyo de la Internacional de la Educación e IRASE-UIL Scuola.

Los/as representantes de la universidad Ca’ Foscari de Venecia y de la Universidad de Palermo contrastaron sus experiencias sobre el trabajo realizado con mujeres migrantes, así como en el desarrollo de módulos de enseñanza de idiomas en los idiomas nativos de los/as migrantes.

Sonia Grigt, autora de “Viajes de Esperanza: La educación para los niños refugiados y no acompañados en Italia” (en inglés), presentó los resultados y recomendaciones formulados por la Internacional de la Educación sobre la educación de refugiados/as, tanto a nivel nacional como europeo, basándose en las actividades que se han llevado a cabo con afiliadas en Europa e Italia desde 2016. Insistió en particular sobre los distintos aspectos de la inclusión en la educación y sobre las medidas necesarias más allá de los cursos intensivos de idiomas, como la necesidad de coordinación entre los diferentes actores implicados en el terreno (autoridades locales, centros de asilo, etc.), la transmisión y sistematización de buenas prácticas desarrolladas a nivel local, y, finalmente, el diseño de mecanismos sostenibles y predecibles de financiación de las escuelas e instituciones educativas con el fin de ser capaces de desarrollar estrategias de integración holísticas y a largo plazo. Se repartieron copias del informe de la IE a actores clave que participaron en el evento.