El University and College Union (UCU) urgió al Ministerio de Interior no excluir a los/las trabajadores/as migrantes con visados de nivel 2 de la participación en huelgas. 

Esto se da en el contexto de la lucha de UCU contra el fin de las prestaciones de jubilación garantizadas en el sector de la educación superior en Gran Bretaña.
El UCU había escrito al Ministerio de Interior para que aclarase la exclusión de la huelga legal del límite anual de 20 días de ausencia no remunerada en el trabajo que se aplica a estos migrantes. 

En ese momento la ministra de Inmigración, Caroline Nokes, respondió simplemente que "se considerarían todas las circunstancias" cuando se tomen decisiones con respecto a la situación de migración. 

La secretaria general del UCU, Sally Hunt, y el ministro en la sombra, John McDonnell, escribieron un documento en el que insistían en que los/las trabajadores/as migrantes necesitaban una certeza absoluta en cuanto a sus derechos y pedían una "garantía inequívoca por escrito" de que los días en los que participaran en una huelga legítima no harían peligrar la situación de migración de los/las trabajadores/as migrantes.  

La semana pasada, el actual ministro de Interior, Sajid Javid, respondió positivamente a la solicitud del sindicato y dijo que “hará cambios en las orientaciones y la reglas de inmigración para los/las trabajadores/as migrantes (que hayan entrado al país por las vías de inmigración 2 y 5) y sus patrocinadores. El cambio específico añadirá la huelga legal a la lista de excepciones a la norma sobre ausencias del trabajo no remuneradas para los/las trabajadores/as migrantes”. 

La secretaria general del UCU, Sally Hunt, dijo: 'El personal internacional hace una contribución vital a nuestro país y nos alegramos de que ahora puedan desempeñar un papel pleno en el trabajo sin temor a represalias. Todos/as los/las trabajadores/as deberían ser capaces de sumarse a sus compañeros/as para defender sus derechos laborales’. 

'La huelga nunca se toma a la ligera, pero la falta de claridad anterior implicaba que los/las trabajadores/as que necesitaban tomarse un permiso no remunerado por otros motivos no podían arriesgarse a participar por miedo a perder su derecho a permanecer en el país’. 

Fuente: “Home secretary changes rules to ensure migrant workers can take strike action”, UCU, 12 de julio de 2017.