¿Cómo pueden contribuir los/as interlocutores sociales del sector educativo a la inclusión de los/as inmigrantes recién llegados a Europa? Durante la conferencia de clausura del proyecto conjunto del CSEE-IE/FEEE sobre el diálogo social en torno a la educación y la migración se presentó la investigación y los estudios de casos recogidos en el marco del proyecto. Las principales conclusiones del proyecto se presentaron en una audiencia pública en el Parlamento Europeo, junto con el estreno del documental del proyecto Educación sin fronteras.

La conferencia de dos días (14 y 15 de octubre de 2019) fue la conclusión del proyecto conjunto del CSEE-IE y la FEEE sobre la promoción de la integración efectiva de los/as migrantes y refugiados/as en los sistemas de educación a través del diálogo social.

“Este proyecto no solo identifica problemas. Busca soluciones”. Así es cómo el catedrático Nihad Bunar, investigador principal del proyecto de la Universidad de Estocolmo, describía lo que le motivó a participar en el proyecto. De hecho, la investigación que Bunar ha llevado a cabo durante los dos últimos años ofrece estudios de casos concretos realizados en Bélgica, Serbia y España, arrojando luz sobre la situación de los/as migrantes en estos países, así como el trabajo que los/as docentes y los sindicatos de educación están efectuando para fomentar la inclusión.

Los enfoques satisfactorios se centran en el niño/a y lo/a apoyan, integrándolo/a lo antes posible en clases regulares, al tiempo que reciben un apoyo adicional. En este contexto, la lengua materna de los niños/as migrantes es clave: debería utilizarse para formar la base de su aprendizaje, en lugar de considerarla un obstáculo para la adquisición del idioma del país de acogida. Asimismo, es importante que los profesores y profesoras tengan un salario y unas condiciones de trabajo decentes, así como las herramientas, la autonomía profesional y las oportunidades de desarrollo profesional que necesitan para garantizar a todos los alumnos/as el apoyo requerido. La inclusión satisfactoria también está dirigida a las familias, y requiere compromiso, no solo de las escuelas, sino también de la comunidad fuera del sector educativo.

El diálogo social puede y debe seguir desempeñando un papel importante en la inclusión efectiva. Por ejemplo, los interlocutores sociales del sector educativo pueden garantizar que en los debates sobre políticas se tengan en cuenta las condiciones de trabajo y las necesidades profesionales de los/as docentes, los formadores/as y los directores/as de centros escolares que atienden a los/as migrantes y refugiados/as. Estos profesionales son una parte fundamental de toda estrategia de inclusión, y necesitan unas excelentes condiciones de trabajo y oportunidades de desarrollo profesional para poder abordar los retos particulares de los/as estudiantes recién llegados.

Los miembros del CSEE-IE y la FEEE discutieron las Directrices Conjuntas para la inclusión efectiva de los/as migrantes y refugiados/as en la educación, lo que suscita debates con un conjunto más amplio de actores sociales y responsables políticos europeos acerca de un posible Marco de Calidad para la Integración Efectiva de los/as Migrantes y los Refugiados/as. Ambos resultados fueron propuestos para su adopción en la sesión plenaria del Diálogo Social Sectorial Europeo para la Educación, que se celebró  el 2 de diciembre de 2019. 

El segundo día, el eurodiputado Pierfrancesco Majorino organizó la audiencia pública en el Parlamento Europeo “Migración y educación: ¿humanidad y derechos, o barreras y hostilidad?”, que brindó la oportunidad de estrenar el nuevo documental Educación sin Fronteras, en el cual se hace un seguimiento de los debates y estudios de casos a lo largo de todo el proyecto. El documental fue muy bien recibido por el público y por quienes participaron activamente en el proyecto durante estos últimos años. Arroja una luz personal sobre la riqueza y las oportunidades que los niños y niñas recién llegados traen consigo al llegar a Europa, y muestra una diversidad de enfoques que los/as profesionales de la educación comprometidos están adoptando para apoyarlos en su integración.

La audiencia pública reunió a representantes del CSEE-IE, la FEEE y organizaciones de la sociedad civil: SOLIDAR, PICUM, COFACE, Cruz Roja y Eurochild. Una de las principales conclusiones fue que es necesario crear redes en toda Europa para garantizar la integración de los/as migrantes en la educación, empezando por un enfoque de la inclusión centrado en los niños/as y basado en los derechos.

Como subrayó Christine Blower, presidenta del CSEE-IE, “todos los niños y niñas tienen derecho a la educación, independientemente de su condición de migrantes. Si llegan más refugiados/as a Europa, necesitamos una mesa más grande, no muros más altos”. Este exitoso proyecto demuestra que los/as interlocutores sociales en el ámbito educativo están comprometidos con este planteamiento y tienen mucho que ofrecer en su materialización.

Leer el informe completo (en inglés) Promoting Effective Integration of Refugees and Migrants in Education.

Ver el documental Educación sin Fronteras.

Más información en el sitio web del CSEE-IE.